El IRH lucha por ampliar la variedad de métodos y opciones disponibles para que las mujeres y las parejas puedan tener la cantidad de hijos que deseen, cuando los deseen. Tener opciones e información equilibrada aumenta la posibilidad de que las mujeres y las parejas elijan un método, lo usen de manera eficaz y eviten embarazos no deseados.

El IRH se compromete a satisfacer las necesidades cambiantes de planificación familiar de mujeres y parejas durante su ciclo de vida mediante el aseguramiento del acceso a un amplia variedad de opciones dentro un contexto de elecciones informadas.

En particular, el IRH busca abordar brechas en la planificación familiar centrando su investigación y la asistencia técnica en áreas que reciben relativamente poca atención de otros agentes del ámbito de la salud reproductiva. Una de estas brechas, los métodos basados en el conocimiento de la fertilidad (FAM, por sus siglas en inglés) en la planificación familiar, ha constituido un enfoque crítico de nuestro trabajo hasta la fecha.

Los FAM son opciones de planificación familiar modernas, eficaces y no hormonales. Dado que las mujeres en todo el mundo citan la salud y los efectos secundarios como  principal razón para no usar la planificación familiar, los FAM pueden tener un papel importante en la provisión de una solución para una necesidad no satisfecha.

Los FAM ayudan a las personas a lograr sus objetivos de reproducción, ya sea que se trate de planificar o de evitar un embarazo. Para ello, ayuda a las mujeres y las parejas a identificar los días del ciclo menstrual de la mujer en los que es más probable que se produzca un embarazo. Esto implica realizar un seguimiento del ciclo menstrual o verificar los signos de fertilidad de una mujer. La pareja evita el embarazo no teniendo relaciones sexuales sin protección en los días fértiles. Tres de los FAM desarrollados y probados por el IRH son el Método de Días Fijos® (MDF), el Método de Dos Días® (MDD)  y el Método de Lactancia y Amenorrea (MAMA).