¿Qué es el Método de Lactancia y Amenorrea (MELA)?

El Método de Lactancia y Amenorrea (MELA) es un método de planificación familiar de corto plazo que se basa en el efecto natural del amamantamiento en la fertilidad. El acto de amamantar, en especial si se usa de manera exclusiva, suprime la liberación de hormonas que son necesarias para la ovulación. Si se cumplen ciertas condiciones, el método ofrece protección contra embarazos a una mujer que acaba de dar a luz y hasta que el bebé tenga seis meses. El MELA es un método anticonceptivo muy eficaz. Con uso típico, es más de un 98% eficaz durante los primeros seis meses posteriores al parto.

Usar el MELA le brinda a la pareja tiempo para elegir otro método moderno después de este. La consejería debería incluir información sobre otros métodos, y es necesario reforzar la necesidad de una transición oportuna a otro método después de que el MELA ya no pueda usarse o la pareja haya elegido dejar de usarlo. El MELA también puede ayudar a aumentar las prácticas óptimas de amamantamiento y la buena nutrición infantil.

¿Cómo funciona el MELA?

Una mujer puede usarlo si:

su menstruación no ha vuelto desde que nació su bebé, Y
el bebé se alimenta solo/exclusivamente mediante amamantamiento (día y noche), Y
el bebé tiene menos de seis meses.
Si una de estas condiciones ya no se cumple, la mujer debe comenzar a usar otro método de planificación familiar inmediatamente para asegurarse de no quedar embarazada. Debería comenzar a pensar en su próximo método de planificación familiar mientras aún está usando el MELA, de manera que esté lista para cambiar cuando uno de los tres criterios ya no se aplique a ella.

Datos útiles: La eficacia del MELA depende de que el amamantamiento sea la única forma de alimentación del bebé. Esto significa amamantar siempre que el bebé tenga hambre, «a demanda», día y noche, sin intervalos largos entre una sesión de amamantamiento y otra. Si la mujer se extrae leche o si está separada del bebé durante más de algunas horas, no puede esperar un nivel muy alto de protección anticonceptiva.

Logros del MELA (bajo el Proyecto FAM)

Grupo de trabajo interinstitucional colabora para cambiar la posición del MELA

El Grupo de trabajo interinstitucional del MELA, del cual el IRH fue miembro fundador y copresidente, fue una colaboración de ONG y partes interesadas dedicadas a mejorar la salud de los individuos y las familias en todo el mundo permitiendo el uso del MELA como método de planificación familiar y como vía para promover el uso continuo de otros métodos. El Grupo de trabajo interinstitucional del MELA desarrolló una serie de materiales para que los programas usen en el activismo y la implementación (p. ej. resúmenes técnicos, tarjetas de usuario, ayuda para empleos). En 2011, después de haber completado sus objetivos, el Grupo de trabajo interinstitucional del MELA amplió su enfoque para abordar la integración de la nutrición materna, infantil y de niños jóvenes en la planificación familiar (MIYCN+FP).

Establecimiento de indicadores de MELA para investigación, programas y encuestas

A pesar de los numerosos estudios de aceptabilidad y eficacia, los programas de planificación familiar no han incluido, por lo general, a MELA. Los implementadores de programas han expresado que proveedores manifestaron confusión respecto de los mensajes sobre el amamantamiento y la amenorrea, y se han rehusado a promover el MELA sin tener definiciones claras de lo que es el amamantamiento «completo» o «casi completo» y la «menstruación». Por lo tanto, el IRH, en colaboración con el Grupo de trabajo interinstitucional, desarrolló recomendaciones de mediciones viables y precisas del MELA a través de la monitorización del programa (HMIS u otros sistemas de monitorización), encuestas y estudios de investigación.

Estudio de tarjetas de usuarios de MELA

A pesar de la inclusión del MELA en las políticas y normas de planificación familiar de Guatemala, son pocos los centros de salud que lo incluyen en sus ofertas para las mujeres durante los exámenes médicos prenatales y postparto o en el momento del parto, y el MELA se confunde frecuentemente con el amamantamiento. En consecuencia, las mujeres que amamantan y obtienen servicios de centros de salud gubernamentales pueden reportarse erróneamente como usuarias del MELA, lo que genera estadísticas del servicio no precisas. Además, si las mujeres creen que son usuarias del MELA cuando simplemente están amamantando, es probable que no usen el método correctamente y puedan estar en riesgo de quedar embarazadas. Se diseñó y desarrolló una tarjeta de usuario del MELA en colaboración con el Ministerio de Salud de Guatemala para abordar problemas tanto con los usuarios como con los sistemas/proveedores. La tarjeta tenía como objetivo ayudar a los usuarios a comprender, recordar y aplicar los tres criterios del MELA y anticipar cuándo debían cambiar a otro método. En segundo lugar, tenía como objetivo fortalecer los servicios de MELA del Ministerio de Salud mediante el aumento de la confianza en el método por parte de los proveedores, el refuerzo de los mensajes de asesoramiento y la seguridad de que se reporten solamente los usuarios reales del MELA (no solo las mujeres que amamantan).