Tékponon Jikuagou significa «hacer todo lo posible para evitar la mortalidad infantil» en el idioma local Adja, en Benín.

Usar la planificación familiar para determinar momentos e intervalos saludables para los nacimientos es una estrategia comprobada para lograr este objetivo. En África Subsahariana, se han dedicado recursos significativos a los programas de planificación familiar, pero la necesidad no satisfecha de dicho tipo de planificación sigue siendo persistentemente alta. Las décadas de programación han aumentado el conocimiento de los individuos, pero el uso del método ha tenido solo unos pequeños avances y la necesidad no satisfecha continúa aumentando.

La investigación demuestra que la red social de un individuo (p. ej. cónyuge, suegra y amigos) tiene mucha influencia en sus deseos de fertilidad y salud reproductiva. Por lo tanto, abordar el contexto general en el que se toman las decisiones de salud reproductiva podría acelerar el progreso hacia la reducción de necesidades no satisfechas que ha sido lento hasta el momento.

Tékponon Jikuagou es un proyecto de cinco años financiado por USAID que tiene como objetivo reducir la necesidad no satisfecha de planificación familiar en Benín a través de intervenciones en redes sociales. La investigación formativa ha descubierto que las normas sociales profundamente arraigadas en relación con los roles de los géneros subyacen la necesidad no satisfecha de planificación familiar. El objetivo es crear un entorno social que les permita a las parejas casadas lograr sus deseos de fertilidad fomentando el diálogo reflexivo, catalizando el debate sobre las normas sociales relacionadas con la planificación familiar y difundiendo información a través de grupos sociales formales e informales, líderes de opinión influyentes e individuos bien conectados.

Explorar el Proyecto Tékponon Jikuago:

Análisis de la red social

Tékponon Jikuagou explora el poder de las redes sociales para mejorar los comportamientos de salud a través de la teoría del Análisis de la red social y métodos que explican la influencia de las redes sociales en el comportamiento individual mediante la elaboración de mapas de relaciones dentro de una comunidad. Este enfoque les permite a los investigadores identificar a los individuos más conectados e influyentes dentro de una red específica y varios canales a través de los cuales fluye información. Este «mapa de la red social» ayuda a explicar de qué manera las nuevas ideas que se comparten con ciertos individuos penetrarán en la comunidad y brindarán información crítica para acelerar el cambio en los comportamientos.

Los resultados del Análisis de la red social le permiten a Tékponon Jikuagou implementar intervenciones que involucran no solo a los individuos que participan directamente, sino también a sus cónyuges, amigos, familiares y otros contactos sociales de manera holística. En este sentido, las estructuras sociales establecidas catalizan el intercambio de información y el aprendizaje social. Los grupos de ahorros y préstamos de las aldeas, las asociaciones agrícolas o comerciales y los grupos de estudio/oración religiosos son ejemplos de tipos de redes a través de las cuales se pueden difundir las normas y la información relacionada con la planificación familiar para crear un entorno de apoyo para el uso del método.

Entre las características clave del Análisis de la red social que se usa en Tékponon Jikuagou se incluyen:

  1. Identificación de los individuos, grupos u organizaciones que influyen en la diseminación de información, actitudes e ideas.
  2. Especificación de quién influye sobre quién durante el proceso de difusión.
  3. Identificación de canales de comunicación e influencia (p. ej. reuniones en aldeas, radio comunitaria).
  4. Utilización de estas redes para diseminar innovaciones.

Investigación formativa

Investigación etnográfica:
Exploró la diseminación de influencia social e información sobre la planificación familiar a través de redes de hombres y mujeres en dos comunidades que contrastan, una en la que el uso del método es bajo y otra en la que es alto, y una en la que las necesidades no satisfechas son escasas y otra en la que las necesidades no satisfechas son altas. Los resultados sirvieron como guía para el desarrollo de herramientas de recopilación de datos para actividades subsiguientes de investigación formativa y elaboración de mapas de redes sociales.

Censo de redes sociales:
Creó un mapa social completo de las dos aldeas. Se les preguntó a todas las mujeres y hombres en edad reproductiva en quién confiaban para obtener apoyo material, práctico, cognitivo o emocional. De cada individuo que mencionaron, se exploraron sus actitudes hacia la fertilidad y el uso actual de la planificación familiar. Un análisis sociométrico reveló la influencia relativa de las interacciones sociales sobre el uso de anticonceptivos y el tipo y la densidad de las conexiones sociales dentro de las aldeas en estudio. Después de que se completó la elaboración del mapa del censo, las entrevistas con ciertos miembros de la aldea que representaban diferentes necesidades no satisfechas y estados de las redes sociales aclararon aún más la fortaleza y las direcciones de los roles y relaciones observadas.

Revisión del programa:
Una revisión integral de las intervenciones existentes que, aunque no fueran específicamente intervenciones de la «red social», incluyó los principios de la teoría de la red social. Los hallazgos guiaron el desarrollo de intervenciones en la red social.

Análisis situacional:
Realizado para comprender mejor el contexto social general y las redes existentes. Los resultados identificaron barreras primarias para el uso de la planificación familiar e identificaron tipos de redes sociales con las cuales se podría trabajar.

Actividades de intervención

Lo que Tékponon Jikuagou ha logrado hasta la fecha:
El primer año de Tékponon Jikuagou se dedicó a la investigación formativa a fin de comprender mejor las razones de las necesidades no satisfechas de planificación familiar, incluidas las cuestiones de género, la influencia de las redes sociales de hombres y mujeres sobre sus actitudes hacia la fertilidad y otros determinantes sociales del uso de la planificación familiar. Durante el segundo año, los resultados de estas investigaciones se usaron para diseñar intervenciones en las redes sociales. También se recopiló información de referencia en zonas experimentales y de control y se lanzó un estudio longitudinal de 60 hombres y mujeres. Los participantes del estudio serán entrevistados cada seis meses durante dos años para que brinden aportes respecto de la naturaleza dinámica de una necesidad no satisfecha.

Lo que Tékponon Jikuagou está haciendo en la actualidad:
A través de socios de Plan International y CARE, la elaboración de mapas de la comunidad participativa se lleva a cabo en cada aldea en la que se interviene. Esto le permite a cada aldea identificar tres grupos sociales muy influyentes a través de los cuales se pueden implementar actividades de intervención. Creemos que estos grupos facilitarán la rápida difusión de información y actividades a través del resto de la comunidad. Las intervenciones en las redes sociales se están implementando en 45 aldeas de intervención en un departamento de salud de Benín (Couffo) y se probarán durante un periodo de 18 meses. Se está capacitando a los grupos comunitarios para que monitoricen las actividades y usen los resultados para mejorar sus esfuerzos.

Hacia dónde va Tékponon Jikuagou:
Después del periodo inicial de prueba en Couffo, las actividades de intervención se revisarán e implementarán a escala en al menos otro departamento de salud de Benín. Si tiene éxito, creemos que estas innovaciones pueden adaptarse para entornos de todo el oeste de África y representan un posible avance en la reducción de necesidades no satisfechas constantes en toda la región.